200 años de Karl Marx:

La materia se mueve producto de la contradicción

Publicado en Educación Ideológica, El Pueblo n° 73, septiembre de 2018

La clase obrera, al igual que las otras clases sociales, tiene su propia concepción de mundo. Pero a diferencia de las demás clases sociales, la concepción de mundo de la clase obrera es científica, verdadera, es reflejo de la realidad. Solamente la concepción de mundo de la clase obrera puede comprender que la realidad es materia en movimiento, porque esta comprensión insurge estando en medio de la lucha de clases, donde lo que es o no verdad se demuestra en la práctica: “Es en la práctica donde el hombre tiene que demostrar la verdad …” (1845).

¿Por qué la clase obrera es la que puede reflejar la realidad en sus ideas? Porque es la clase que participa en lo más avanzado que ha creado la humanidad: la producción industrial, porque no tiene nada que salvaguardar de la vieja sociedad, ni viejas costumbres ni viejas ideas.

V. I. Lenin profundizó sobre la cuestión de la concepción del mundo de la clase obrera. A la conclusión de que las ideas correctas son reflejo de la realidad, sostuvo que el marxismo es todopoderoso porque es verdadero. De esta manera Lenin logró desarrollar más aun la relación entre teoría y práctica en relación a la verdad.

En filosofía marxista, Lenin avanzó en responder la pregunta ¿qué provoca el movimiento de la materia?. Marx y Engels, para explicar el movimiento de la materia, identificaron tres leyes (contradicción, cambio de cantidad a calidad y negación de la negación). Lenin avanzó en la comprensión de las leyes del movimiento de la materia y concluyó que “la contradicción es la clave”; entendiendo que cantidad y calidad son también una forma de contradicción y desestimando negación de la negación, porque no pueden explicarse a partir de ella todos los fenómenos.

El presidente Mao Tse-tung profundizó más aun la concepción científica del mundo, desarrollando la filosofía marxista, estableciendo que la contradicción es “la única ley fundamental”. En su larga obra, dos momentos se pueden identificar al respecto como los más importantes: el primer momento, año 1937, en que escribe Sobre la práctica y Sobre la contradicción, en el que establece la síntesis de la filosofía marxista: desarrolla la comprensión sobre la relación entre teoría y práctica, concluyendo la práctica como principal; desarrolla la comprensión sobre la ley de la contradicción, demostrando que la contradicción es universal, está presente en todo, planteando la necesidad de identificar siempre la contradicción principal y el aspecto principal de la contradicción. El segundo momento fue el de la Gran Revolución Cultural Proletaria (1966-1976), donde el presidente Mao Tse-tung logró llevar a cabo la tarea que Marx planteara como pendiente: llevar la filosofía a las masas, promoviendo su dominio y aplicación para resolver los problemas concretos de ellas, tales como mejores cosechas, problemas de salud, de medicina, de educación, economía, etc.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor