FANTASÍAS RACIALES DE UN CHILE BLANCO

0
172

Entrevista  a Romina Akemi Green, Doctora en Historia de la Universidad de Irvine

Periódico El Pueblo (EP) estuvo en la Universidad de la Frontera (Temuco), para reportear la exposición de Romina Akemi, historiadora chilena-norteamericana, Doctora en Historia de la Universidad de California, que se titula: “Fantasías Raciales en la construcción del Chile moderno”. En la entrevista profundizamos los temas desarrollados, pero antes compartimos el resumen de su investigación.

“Fantasías raciales en la construcción del Chile moderno:

El giro alemán de la elite chilena y la política de raza después de su guerra doble expansionista

A fines del siglo XIX, la elite chilena inició una política de inmigración para poblar las tierras mapuche con colonos europeos, algo que refleja sus fantasías raciales y modernas posteriores a la ocupación de La Araucanía. Autoridades del gobierno promulgaron un programa de distribución de tierras que benefició a europeos y chilenos, y un plan de un currículum nacional que integró los métodos de educación alemanes con el fin de formar una ciudadanía nacional. La Dra. Romina Akemi Green Rioja recibió recientemente su doctorado en Historia de Latinoamérica de la Universidad de California, Irvine. Su tesis de doctorado, Gobernar es educar: raza, educación y construcción del Estado en La Araucanía, Chile (1883-1918), es una historia transnacional que explora la relación entre la educación estatal y las políticas de inmigración que enmarcaron la colonización de tierras mapuche por parte del Estado chileno”.

A continuación, la entrevista:

EP: ¿Qué significa el concepto que utilizas sobre fantasías raciales?

R: Es cómo Valentín Letelier, Clau­dio Matte y muchos de ellos que están en Europa construyendo el tipo de inmigrante, imaginando la forma de poblar La Araucanía en términos étnicos o de etnia. De hecho, en los documentos de la colonización se habla de crear una mixtura de europeos y chilenos para crear un tipo de etnia que sea chileno, pero de forma especial. Es fantasía, porque es lo que ellos quieren, pero sin tomar en cuenta otras cosas que están pasando de verdad y que están ignoran­do. Ellos pensaban que el pueblo mapuche iba a desaparecer y que no van a producir más hijos, Tomás Guevara habla de eso. Es como la ideología racial que se está cons­truyendo en esos tiempos, domina lo que ellos piensan que va a pasar. Es como “este grupo lo vamos a reemplazar con este otro grupo”

EP: ¿Tu investigación da cuenta de alguna forma el racismo que sufren hoy en día los mapuche?

R: Bueno, aunque mi trabajo termina en el año 38, se hace para entender el hoy. Yo siempre he visto que mi rol como historiadora es ayudar hoy. No es para sentirme bien como persona y, de hecho, la razón por la que escogí este trabajo era porque me di cuenta de algo que era necesario, porque era algo que no podía explicar: Estaba haciendo otra investigación y no podía hablar del tema de razas, no sabía como hablar del tema de raza en Chile. Es tan diferente a EE. UU, diferente a Argentina, diferente a Perú, diferente a Bolivia, pero sabía que hay racismo, hay jerarquías de razas, pero hay que darle una historia, claro, de cómo se construye históricamente.

Creo que el tema de la tierra es muy central, pero como hay mucha gente trabajando en ese tema, voy a estudiar cómo las elites construyeron esta política y cómo los terrenos fueron organizados, como por ejemplo Teodoro Schmidt, un alemán. Además, saber por qué decidieron ubicar a “x” familia para producir “x” tipo de cosa. Entonces, creo que conocer la historia de esta política de raza ayuda mucho para hoy en día y mostrar que lo que han hecho en este territorio no es legítimo, no debe ser aceptado, y también que la expansión del territorio chileno es una expansión capitalista. No es algo natural, sirve para mostrar la deslegitimidad que tiene el Estado chileno al quitar las tierras a los mapuche, también una fantasía.

EP: ¿Qué se espera obtener de la investigación o qué es lo que se ha podido recabar hasta el momento?

R: Una cosa que noté es que había una intención, con la política de inmigración, de imitar a Argentina e imitar a EE.UU para construir una población blanca. En todos los estudios que se han hecho, incluso en Brasil y Argentina, se ve eso. Claro, no se dice “estamos construyendo una población blanca”, pero el llenar el territorio con un grupo de personas específicamente, que son caracterizados como más blancos, alemanes, suizos, austro-suizos y de los españoles se habla de vascos nomás, pero Chile, hablando de fantasía, no puede construir lo que realmente quieren, porque muchos de los pasajes que pagaron a los migran­tes, cuando paraban en Sao Paulo o paraban en Buenos Aires, se bajaron y no vinieron a Chile, por lo tanto no pudieron hacer lo que querían hacer y tampoco toma­ron en cuenta que los mapuche no iban a desaparecer y no iban a parar de pelear. Entonces, aunque se quería mostrar que no habían mapuche, solo hablando de cam­pesinos o que ellos no existían como pueblo indígena, pero sí como categorías de trabajo. Entonces parecía que no iban a tener que confrontar este tema, pero en los años 30 ya se ve que hay un problema, hay levantamientos de campesinos, conflictos de clase y huelgas, y hay una política de mestizaje que esta surgiendo por todo Latinoamérica que se ve en Perú, en México. Gabriela Mistral, por ejemplo va a México en los años 20, se junta con Vasconcelos -quien escribió la “Raza Cósmica”- y ella, que antes hablaba del pueblo hispano, hispa­nidad, vuelve de México hablando de mestizaje. Entonces está de “moda”, era como crear unidad de la nación”.

“Chile, sus ventajas y fuentes de ingresos para los emigrantes europeos”.

EP: Para llevar esto un poco a la actualidad, ¿Cómo ves la lucha de resistencia que llevan los mapuche hoy en día?

R: Es muy inspirador, ya que han tenido que sobrevivir y generar políticas de unidad, a diferencia de la lucha indígena en EE.UU, donde se da una situación muy complicada por la cantidad de tribus. Entonces, ser navajo no es lo mismo que ser cherokee y tienen historias muy diferentes. No conozco muchos detalles acá, pero las luchas del siglo XIX, de alguna forma, definen todo lo que está pasando. Por ejemplo, los apellidos de las personas que son dueños de tierras y la manera que el Estado puede fácilmente entrar a ciertas comunidades mapuche a asesinar personas y militarizarlo. Algo que noté y que se repite en la mayoría de los países en Latinoamérica es que uno no puede ser colonizado como pueblo si no hay un grupo que apoya a los que están en el poder.

EP: ¿Cuál es la relación del racismo con el ascenso del fascismo en Brasil, España, Europa en general, EE.UU, aquí mismo en Chile?

R: En relación a esto, algo bueno es que, contrario a esto (el fascismo), ha surgido una política feminista. Además, este tipo de nacionalismo y patriotismo es siempre también una política de raza, como los Estados en Europa. Por ejemplo, cuando se unificó Alemania, Italia, también hay cierta identidad de raza. En Italia, el norte o el sur, por ejemplo, ya que cuando se forma una nación es importante crear una imagen de ciudadano. Entonces, la gente que está en el poder quieren asegurar legitimidad después de la caída de la monarquía, surge esto de la “igualdad” y surgen la colonización de África e India y otras partes. Acá en Chile se desarrolla la expansión del norte y el sur, hay que legitimar todo eso y en Chile, por ejemplo, se dice que hay una “raza chilena”, que nos parecemos un poco, ciertos barrios. Por otro lado, en EE.UU se crearon barrios por raza: barrios blancos pobres, barrios blancos ricos, barrios negros, etc. Pero con la migración ahora último necesitan legitimar el poder, por lo tanto en el tema del trabajo se observa quien accede a este trabajo, a quien se le debe pagar mejor, a quien se le debe pagar menos, esto del fascismo tiene que ver con esto.

En Europa llegaron muchos inmigrantes escapando de la guerra, en EE.UU muchos mexicanos, pero ellos (el Estado, el poder, las elites) no quieren mostrar que estos inmigrantes tienen derechos igual a los demás, porque significa que estos van a poder pedir mejores sueldos, van a pedir más derechos, para que se mantengan con miedo. Como cuando en Chile se le paga mucho menos a los haitianos, se habla que es por los papeles, pero también es por la raza, entonces aquí se dice “como esta persona es negra yo le puedo pagar menos” y eso es muy común en EE.UU. La política del fascismo es una política del capitalismo en crisis para sostener el poder, el tema de raza en chile no se puede ignorar.

EP: Ya que trabajas en una organización feminista, me gustaría preguntarte ¿cuál es la relación del género con la raza?

R: Una cosa es que la gran mayoría de los personajes que estudio son hombres, es decir, los encargados de la política, de educación, militar, inmigración, son todos hombres de ciertas clases, clases altas. También en términos de raza y género que surge acá (Araucanía) en el estudio, una cosa que noté en los documentos es como el padre “determina” la raza del hijo o hija. Es decir, en el caso del colegio Misionero de Panguipulli, los niños tienen apellido del padre español y la madre mapuche, el niño no es considerado indígena por el apellido del papá, y noté que una mujer, donde el papá era mapuche y la mamá de ascendencia italiana, la niña escondía el apellido mapuche aunque sea el primero. A veces lo usaba como una letra inicial o a veces no lo usaba para nada, entonces a ella le llamaban mestiza. También noté que un chico que era de padre mapuche y la mamá tenia apellido español, el niño era reconocido como mapuche, entonces, es interesante cómo funciona el patriarcado en dominar también la raza. A pesar de que no profundice en este caso, no se puede hablar de raza sin hablar del patriarcado.

EP: Muchas gracias

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor