Periódico El Pueblo conversó con la principal afectada por el atropello de un conductor ebrio, que el domingo 18 de noviembre, arremetió en la noche a sangre fría contra quienes se manifestaban en repudio a la muerte de Camilo Catrillanca y las mentiras del gobierno. Todo esto a vista y paciencia de Carabineros, quien no intervino en los hechos, aún cuando la Séptima Comisaría de Renca está a 20 pasos del lugar. Inclusive, intentaron hacerle alcoholemia a la víctima del atropello, a pesar de sus evidentes lesiones y ahora niegan información a sus familiares sobre el proceso para dar con el chofer.

Así inicia su relato:

“El domingo, como a las 22:30 de la noche, estábamos en una protesta pacífica en Renca y un tipo pasó en auto y nos atropelló. Éramos unas 50 personas que nos habíamos concentrado para protestar contra la muerte de Camilo Catrillanca. Entonces, estábamos ahí con trutruca, kultrún y banderas. De repente cortamos la calle Domingo Santa María, justo ahí en la plaza, justo frente a la comisaría. Luego hicimos una velatón y se cortó la calle, las micros y los autos respetaban y pasaban todos por la otra calle.

De repente aparece un tipo curado, porque tiraba cerveza, en un auto Chevrolet plateado. Yo estaba al final, la gente que estaba con banderas y kultrún estaba unos 20 metros más adelante. Yo estaba atrás viendo las velas. De repente llegó el auto y se paró atrás a tirar cerveza, le dijeron que pasara por el otro lado, entonces él retrocedió y se fue para atrás, pero nadie pensó que iba a pasar por encima de toda la gente. A la primera persona que pasó a llevar, creo que es una señora de edad, le pisó todos los pies, una señora como de 55 años. También pescó a un joven de 20, que le raspó toda la pierna. Ahí toda la gente se enojó y alcanzaron, no sé si a pegarle al auto, con los mismos palos de la bandera que tenía, para que el tipo parara el auto, pero no lo hizo. Un bebe de 3 años estaba ahí, porque estábamos todos bien, ya que antes de eso ningún auto pasaba, habían muchos que nos tocaban la bocina, levantaban los brazos y todo, entonces veo que el tipo empieza a pasar a llevar a la gente. Veo al bebé y quise sacar al niño. Fue entonces cuando el auto me arrolló. Al niño le pegó, pero luego supe que no fue grave.

¿Tiene lesiones?

Tengo lesiones en todas partes: en la cara, en los brazos, en las piernas y tengo una fractura en el ojo, todo en el lado derecho del cuerpo, y partes del lado izquierdo también. El niño quedó con heridas en la carita, pero nada grave. El tipo después huyo.

¿Carabineros no hizo nada, si estaba a media cuadra?

¡Carabineros vio todo! Todos gritaban desesperados pidiendo ayuda y los Carabineros en ningún momento llegaron. Antes que sucediera todo eso, incluso llegó el carro de Carabineros a ordenar el tránsito, entonces se cortó el tránsito y después nosotros nos corrimos y el transito volvió a fluir y a la hora de la velatón, ahí volvimos a cortar el tránsito, pero Carabineros no quiso hacer nada, eso fue lo que pasó.

¿Qué pasó luego del atropello?

Después que se fue el tipo llegó la gente que estaba en la marcha y la gente que estaba alrededor. Una señora me dice “quédese ahí en el suelo no más”, a mí se me fue la memoria, olvide el nombre del niño y le dije “¿quiero saber cómo está el niño?”. “El niño está bien, se lo llevaron a la posta, me dice”. Al tiempo después llegaron Carabineros, pero lo único que hizo fue decirme quédese acostada en el piso.

En eso, la gente fue al SAPU a buscar a la ambulancia y ésta llegó. Después en la posta, Carabineros me dice: tengo que hacerle la alcoholemia. Las otras víctimas también estaban ahí, pero en otros box. A mí no me hicieron la alcoholemia porque no estaba en condiciones, porque ellos querían que yo soplara y así cómo estaba iba toda hinchada, no podía.

La mamá del bebé que nos acompaña en la entrevista señala: “Carabineros paró la ambulancia y quería hacerle la alcoholemia a toda costa, pero ella no se podía mover: Le dijeron no, si no está en condiciones de hacerle la alcoholemia.”

Continúa el relato la principal afectada: “Desde el SAPU me llevan a la Posta 3 del San juan de Dios. Ahí me hicieron firmar una declaración, yo nunca leí la declaración.”

¿Le hizo firmar una declaración, sin que usted la haya leído?

Estábamos a la entrada, donde tenían que hacerme la radiografía, un scanner. Justo iban a pasar a hacérmela, cuando llega Carabineros y dice “¿de dónde es usted?”, de Renca le dije. ¿Vino por lo que pasó? Entonces le conté todo. “Ya” me dice, entonces esto se va a ir a Fiscalía y ayer llaman a mi hijo, diciendo que no había nada.

¿Ustedes fueron a la Comisaria a saber en qué estaba el proceso y le dijeron que no había nada?

Fuimos a preguntar en qué iba el procedimiento a la Séptima Comisaria de Renca, la que está al frente de la plaza, pero cada vez que va alguien a preguntar le dicen que no, que aquí no hay nada y no le dan ninguna información y le dicen poco menos que no pasó nada. Porque para ellos no pasó nada.

¿Por qué cree que se comportan de esa forma?

Por el puro racismo que le tienen a la raza indígena. Yo igual comprendo cuando Carabineros se enoja cuando empiezan a hacer destrozos. Yo igual comprendo, hasta yo me enojaría, pero si uno está haciendo una marcha pacífica y viene un tipo y arrolla a la gente, y ellos están a menos de media cuadra. En un segundo hubieran podido salir y alcanzar al que nos atropelló. Yo creo que Carabineros en todos lados es lo mismo de lo que está pasando en el sur.

¿Por qué ustedes estaban apoyando en esa marcha?

Yo vi en Facebook una convocatoria a marchar. Entonces, yo dije pucha, yo soy mapuche. Yo nunca había ido a una marcha, siempre se hacen marchas y nosotros somos mapuche, si están matando a la gente en el sur, el día de mañana le puede tocar a un familiar mío, porque familiares míos han estado presos por montajes de Carabineros. Eso es en Lautaro, en la Región de la Araucanía. Todo el tiempo es lo mismo y ahora mataron a un joven, más encima dijeron que el joven había robado autos y nunca fue así. Entonces yo pensé, “por qué no voy a ir a apoyar, igual voy a ir”. Entonces, por eso fui a apoyar esa causa. Yo ahora lo único que digo es que si yo me mejoro bien, yo voy a ir a apoyar de nuevo, porque no puede ser que estén matando, así porque sí.

¿No le intimida lo que le ocurrió?

No, no me intimida. Si tengo que salir a protestar lo voy a hacer. Ahora saldré con más cuidado eso sí. Es que como no había nadie, ningún conductor, hasta las micros no pasaban, entonces muchos tocaban la bocina, apoyando.

Otra persona que la acompaña la refuerza: Fuimos porque habían matado a alguien nuestro. Teníamos que apoyar, todos teníamos que apoyar, fuimos con nuestros hijos, porque era una marcha pacífica, no era de desorden.

¿Hay harta gente de Lautaro acá en Renca?

Sí, nos juntamos todos y fuimos a apoyar. Nosotros vamos a seguir apoyando, lo que está pasando allá, no puede ser. Cuando voy de vacaciones para el sur, anda el helicóptero encima de la casa de nosotros. En la noche no dejan dormir. Entonces es mucho el hostigamiento. Los mapuche son trabajadores, viven de su tierra. Carabineros llega y tiran bombas. Hace poco le tiraron a una mujer embarazada. No pueden amontonarse, porque ya dicen que son terroristas. Acá dicen que los mapuche somos los terroristas, eso no es verdad. Acá el Estado es el terrorista. Por eso cuando mi marido no quería que yo fuera a la marcha, le dije: “sabis que más, yo voy a ir, porque todo el montaje va cayendo”.

Y ahora en Renca los Carabineros estaban ahí mismo, hasta grabaron la marcha, ¡a lo mejor borraron el video!

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor