Una huelga por derechos para toda la Comunidad Escolar:

Educación, publicada en Periódico El Pueblo n° 77 (Enero, 2019)

El Sindicato de Trabajadores de la Corporación Educacional Echaurren se fundó en junio de 2018, cuando un grupo de trabajadores decidió constituirse en contra de una serie de abusos por parte del sostenedor, Gonzalo Ávila Candia.

Poca valoración a trabajadores antiguos en el colegio, decisiones arbitrarias e intentos de quitar derechos adquiridos, precarias condiciones de infraestructura, nulo aumento de las remuneraciones fueron parte de las razones que llevó a estos trabajadores a formar este sindicato.

Sin embargo, desde el primer momento, el sostenedor rechazó al Sindicato. El presidente del Sindicato, Danny Contreras, nos cuenta que el día 1 de octubre de 2018 decidieron presentar su Proyecto de Contrato Colectivo al empleador, con 24 puntos que constituían sus demandas como trabajadores. Sin embargo, el empleador siempre se negó a escucharlos y ni siquiera se sentó a negociar.

Ante esta actitud intransigente, el sindicato hizo efectiva la huelga el día 19 de noviembre, y a partir de allí la lucha no ha parado. Al cierre de esta edición, el sindicato lleva 36 días de huelga y al día de hoy, la demanda más importante es evitar las represalias a los trabajadores al terminar la negociación.

Mejores derechos para la Comunidad Escolar

La huelga de los trabajadores ha recibido un gran apoyo de todos los estamentos del colegio (apoderados y estudiantes), ya que su petitorio no exige solamente derechos laborales, sino también elevar las condiciones para entregar una mejor educación.

Así, exigen mejoras en las remuneraciones, ya que por ejemplo tienen una asignación de movilización de apenas $5.000 mensuales. Esta asignación la ganaron el 2013, cuando un grupo de 3 voceros luchó por conseguirla, y una vez que la obtuvieron, estos compañeros fueron despedidos.

Pero, además, luchan por mejores condiciones para sus estudiantes. Por ejemplo, denuncian que no existe un lugar digno donde comer, no hay suficientes microondas para que los jóvenes calienten su almuerzo, el sistema eléctrico se corta cuando están en clases, el internet del colegio domiciliario, etc.

Por esta razón han recibido el apoyo solidario de apoderados y también de estudiantes, quienes incluso se tomaron el establecimiento por primera vez en la historia del colegio, toma que duró 20 días en apoyo a la lucha de los trabajadores.

Danny Contreras nos cuenta que “en el primer comunicado que hizo el colegio, trató a los estudiantes de delincuentes por tomarse el colegio, pero claramente ellos no conocen cómo son los muchachos… los alumnos ordenaron su colegio, hicieron aseo, regaron, lo cuidaron, en ningún momento lo destruyeron ni lo rayaron.”

La lucha de los trabajadores ha abierto el camino de la lucha en la comunidad escolar. Danny nos dice “hemos dejado la semilla para que ellos se puedan manifestar, hacer valer su voz, que los respeten como estudiantes. Para nosotros es importante que ocurran estas cosas, que estemos dando enseñanza a los chiquillos de luchar por sus derechos como estudiantes.”

1 COMENTARIO

  1. “Las huelgas son escuelas de la guerra mas no es la guerra misma”Lenin. Tener muy en cuenta la importancia de una huelga no educar a las masas en cuestiones reformistas pues caerán en la falsa idea que su lucha, su resistencia por reformas o por aumentar el pan en su plato, es la lucha que debe de hacerse y pierdan la perspectiva de que “la emancipación de la clase obrera es obra de la clase obrera misma”Marx.
    Tomado de: COMBATIR Y RESISTIR.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor