Publicamos traducción del artículo escrito por A Nova Democracia (Brasil), que a su vez contiene los aspectos más importantes del documento publicado por Asociación Nueva Democracia (Alemania).

Venezuela: Agresión yanqui se desata como golpe de Estado

Desde su autoproclamación como “presidente” de Venezuela, el lacayo yanqui Juan Guaidó (actual presidente de la Asamblea legislativa, el Parlamento venezolano) recibió el apoyo de los siguientes países: Brasil, Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Reino Unido, y por supuesto, EE.UU., que fue el primer país en reconocer su presidencia.

Estados Unidos, para consolidar su agresión imperialista por medio de un golpe de Estado, convocó una reunión del consejo de seguridad de la ONU con el objetivo de presionar a los países imperialistas y a la ONU a reconocer el títere yanqui como “presidente legítimo”. El Consejo de Seguridad de la ONU está reunido desde el 26 de enero.

En contraposición, la Rusia imperialista y China social-imperialista, que tienen intereses en Venezuela, acusaron a EE.UU. de estar poniendo en marcha un golpe de Estado en el país y se colocan a favor de Maduro.

Los países de la Unión Europea, aun estando del lado de EE.UU., todavía se posicionan con una fachada democrática y piden “elecciones abiertas”. Alemania, Francia y otros países ultimaron a Maduro a realizarlas en hasta ocho días y, en caso de no ocurrir, pasarán a reconocer el títere yanqui como jefe de gobierno.

El canciller venezolano, Jorge Arraeza, también compareció ante el Consejo de Seguridad de la ONU y en su discurso declaró: ¿De dónde sacan ustedes que tienen potestad alguna para un pueblo soberano darle plazos o ultimátums? ¿Dónde se les ocurre semejante acción injerencista y yo diría hasta infantil?”, denunció.

Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos, este sábado en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU. FOTO: Johannes Eisele (AFP)

“A la nación venezolana cabe la resistencia”

Un importante documento publicado por la Asociación Nueva Democracia Nuevo Perú (Hamburgo, Alemania), titulado Al pueblo patriótico venezolano le corresponde desarrollar una heroica lucha contra el agresor imperialista yanqui y sus lacayos”, hace una defensa contundente de la necesidad de una guerra antiimperialista que debe ser llevada a cabo por la nación venezolana que desea independencia y soberanía, contra el imperialismo yanqui. La Asociación analiza que la contradicción principal en Venezuela en este momento es la contradicción entre nación e imperialismo, pues los yanquis pasaron a intervenir directamente contra la nación.

La Asociación evalúa que EE.UU. pasó a intervenir directamente, en principio, por medio de un golpe de Estado que, si fracasa, será incrementado por otras formas de agresiones extranjeras. “La intervención militar del imperialismo yanqui, que ha empezado como un golpe de Estado acompañado de todo un despliegue y cerco de fuerzas para llevar a capitular al gobierno de Maduro y sojuzgar a la nación, no se detendrá allí si no logra sus objetivos, pues esta irá escalando en todos los terrenos hasta tratar de alcanzar sus objetivos y por eso suscita y suscitará una nueva ola en contra del imperialismo yanqui entre los pueblos de América Latina y del mundo”, denuncia.

Un importante documento publicado por la Asociación Nueva Democracia Nuevo Perú (Hamburgo, Alemania), titulado “Al pueblo patriótico venezolano le corresponde desarrollar una heroica lucha contra el agresor imperialista yanqui y sus lacayos”, hace una defensa contundente de la necesidad de una guerra antiimperialista que debe ser llevada a cabo por la nación venezolana que desea independencia y soberanía, contra el imperialismo yanqui. La Asociación analiza que la contradicción principal en Venezuela en este momento es la contradicción entre nación e imperialismo, pues los yanquis pasaron a intervenir directamente contra la nación.

La Asociación evalúa que EE.UU. pasó a intervenir directamente, en principio, por medio de un golpe de Estado que, si fracasa, será incrementado por otras formas de agresiones extranjeras. “La intervención militar del imperialismo yanqui, que ha empezado como un golpe de Estado acompañado de todo un despliegue y cerco de fuerzas para llevar a capitular al gobierno de Maduro y sojuzgar a la nación, no se detendrá allí si no logra sus objetivos, pues esta irá escalando en todos los terrenos hasta tratar de alcanzar sus objetivos y por eso suscita y suscitará una nueva ola en contra del imperialismo yanqui entre los pueblos de América Latina y del mundo”, denuncia.

“La agresión imperialista contra Venezuela, que por el momento se desarrolla como un golpe de Estado, está planteando forzosamente al pueblo venezolano levantarse en un poderoso movimiento de resistencia contra la agresión imperialista, derrotando en este estadio el golpe de Estado en marcha. Corresponde al pueblo disponer la mente con la decisión de enfrentar armadamente la intervención armada del imperialismo y luego armar el brazo para combatir y resistir la agresión en una heroica lucha contra el agresor imperialista yanqui y sus lacayos. 

Los pueblos de América Latina, a fin de salvaguardar la independencia y la soberanía nacional, tienen el imperativo de llevar a cabo una lucha “golpe por golpe” contra el agresivo y genocida imperialismo yanqui, enemigo principal de los pueblos del mundo”, afirman los maoístas.

La Asociación critica las ilusiones de Maduro, que aún habla sobre la posibilidad de un acuerdo y no ve la necesidad de una lucha de liberación nacional armada contra Estados Unidos. “Maduro llega a afirmar que “estoy de acuerdo con una iniciativa diplomática de diálogo”, dicen los maoístas, que prosiguen: “Como se leen en las propias palabras de Maduro, por limitaciones de clase, como representante de un sector de la facción burocrática de la gran burguesía, no evalúa bien la situación y duda de lo que tiene que hacer, cree que todavía puede negociar cundo se trata de actuar decididamente, cuando ha sonado la hora de las armas, la situación le impone capitular o luchar”.

Los maoístas evalúan que, a Maduro, cabe una decisión histórica: “Sí capitula estará acatando el mandato del amo imperialista yanqui que lo llama a dejar el gobierno y convocar a elecciones para que sea designado legítimo por las urnas, mediante farsa electoral bajo control directo de los imperialistas, su títere u otro de la misma calaña. Trump ha amenazado con usar la mayor violencia en caso que Maduro no cumpla la orden imperialista y si lucha, Maduro estará defendiendo la soberanía e independencia de su país y sirviendo así, queriéndolo o no, a la revolución de nueva democracia en Venezuela, que entrará a desarrollarse de esta manera armadamente, teniendo como contradicción principal, en su primera etapa, la contradicción nación-imperialismo y las otras dos serán secundarias por el momento”.

Por último, el documento de la Asociación deja explícito el camino para alcanzar la verdadera liberación del país: “Al proletariado de Venezuela, a su destacamento más avanzado -los maoístas- corresponde fusionarse con los obreros, campesinos, pequeñoburgueses, burguesía nacional y todos aquellos que estén dispuestos a hacer un frente contra el agresor imperialista yanqui y sus lacayos. Deben participar activamente en la movilización general del pueblo del campo y de la ciudad para preparar una amplia guerra de resistencia armada, pugnando por dirigir a las masas en el curso de los acontecimientos bélicos y bregar por reconstituir el Partido Comunista de Venezuela para transformar la lucha armada de resistencia en una guerra popular de liberación nacional”.

“Corresponde unir a todos aquellos que no quieren ser esclavos de los Estados Unidos, a todos aquellos que estén por defender la independencia, la soberanía y la dignidad nacional del país, a todos aquellos que rehúsan someterse a las intimidaciones, interferencia, control y agresión de los imperialistas yanquis. Con todos ellos corresponde unirse y movilizarlos oponiéndose a los llamados a la conciliación, a la paz o a privilegiar las negociaciones antes de actuar resueltamente para aplastar la agresión del imperialismo yanqui, que ha entrado a desarrollarse por el momento bajo la forma de golpe de Estado.”, prosigue.

“Las fuerzas patrióticas deben aplicar el centralismo democrático y defender las condiciones de vida del pueblo; los maoístas, como representantes del proletariado y de su vanguardia en ciernes, son responsables de criticar todas las expresiones del capitulacionismo en los representantes de las otras clases y de aquellos que demuestran poca decisión de asumir el deber que les corresponde “, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor