Pobladores de Belloto Sur (Quilpué) en lucha por la vivienda denuncian:

SERVIU DE VALPARAÍSO AFIRMA QUE AHORA TIENE UN SENTIDO COMERCIAL

*Imagen de portada corresponde a foto enviada por un poblador, que muestra una vista aérea de cómo poco a poco se va avanzando en la construcción de sus viviendas.

Mientras el gobierno quiere posicionar al SERVIU como un ente comercial, pobladores en toma del sector Belloto Sur de Quilpué resisten por la dignidad y el derecho a la casa propia.

Siete meses llevan pobladores organizados para levantar su población Küme Newen (buena fuerza, o fuerza positiva en mapudungun) en el sector Belloto Sur de Quilpué (Región de Valparaíso): “Nosotros no queremos vivir gratis, queremos pagar luz y agua, hemos invertido millones, metimos máquinas para hacer calles y pasajes, hay gente que ya tiene sus casas levantadas, y ahora estamos construyendo fosas sanitarias porque no queremos contaminar el entorno haciendo pozos negros”, asegura Sergio, quien habita una carpa en el terreno en disputa, en la calle Ramón Ángel Jara.

El municipio les niega formulario para inscribirse como comité

En el proceso de regularizar su comité y el terreno, han encontrado traba tras traba de parte de las instituciones de gobierno. El municipio se negó a entregar los formularios para constituir el comité de allegados: “El Sr. Enrique Cubillos, funcionario del municipio, nos dice que por indicación del gobierno central no entregan formularios, para no generar nuevos comités de allegados. Luego, fuimos al Ministerio de Bienes Nacionales, donde se nos negó la información del predio y, finalmente en el SERVIU de Valparaíso, se nos dice que este servicio ya no tiene un sentido social, sino que un sentido comercial, por lo que no les interesa ni una reubicación, ni la cantidad de familias que estamos en esta situación”, nos dice el poblador.

Ya les dieron el primer aviso de desalojo, indicando que el terreno pertenece al SERVIU. En este afán de llenarse los bolsillos mediante los instrumentos del Estado, SERVIU habría cedido los terrenos a la constructora Pacal, cuya arquitecta, María Angélica Suazo Arancibia, es funcionaria del mismo servicio estatal. Sergio nos aclara: “Pero los terrenos nunca han sido del SERVIU, nosotros tenemos un documento que certifica que pertenecían a una empresa avícola que quebró y no tiene herederos”. Por otro lado, para que el SERVIU pueda ceder terrenos, éstos deben ser terrenos baldíos o sitios eriazos, lo que no se cumple en este caso, en que ya se ha iniciado la urbanización del predio a punta de organización y esfuerzos de estos pobladores.

Entre hoy, viernes 22 de febrero y hasta el fin de semana, se anunció una segunda notificación de desalojo: “nosotros somos una piedra en el zapato para el SERVIU”, dice Sergio, mientras llama a no bajar los brazos ante un gobierno que odia a los pobres, pero que a la vez los genera, profundizando la injusticia social. Los pobladores cuentan con la ayuda de un abogado y se encuentran trabajando para poner un recurso de amparo en los próximos días.

¡¡Abajo el hacinamiento de las viviendas en altura, y el negocio del gobierno con las inmobiliarias!!

¡¡Que viva la resistencia y la vida digna en la nueva población Küme Newen!!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor