Manifestantes en Río de Janeiro llaman a una Huelga General de Resistencia Nacional en acto contra la reforma de las pensiones.

Exitosa Segunda Plenaria Sindical en Minas Gerais:

Publicado en Clase Obrera, edición impresa n° 79 de Periódico El Pueblo (abril, 2019).

Por Sindicato Marreta (Martillo) de Minas Gerais

En la presente edición hemos querido compartir este educativo artículo escrito por los obreros de la construcción de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, el segundo más poblado de Brasil. Nos anima aprender de las formas que toma la lucha contra el viejo Estado burgués-terrateniente en el gigante sudamericano y cómo se desenvuelve la lucha contra su actual gerente de turno, el gobierno militar encabezado por el compinche de Piñera, Jair Bolsonaro.

“El internacionalismo proletario no implica, en absoluto, la indiferencia de la clase obrera hacia su propio país, su patria, como lo pretenden los ideólogos burgueses y reformistas. El internacionalismo proletario conjuga armoniosamente el amor verdadero del proletariado por su patria y su deseo de verla liberada de la opresión social y nacional, con el sostén de la lucha de los trabajadores de los demás países por la libertad, la paz, la democracia y el socialismo”.

En la tarde del 26 de marzo se reunió, en el auditorio del Sindicato de los Trabajadores del Comercio de Belo Horizonte, la 2° plenaria sindical, convocada por Marreta, el Sintect- MG y Sindados – MG, bajo las consignas: “Por la revocación de la reforma laboral” y “Contra el asalto a la jubilación”.

Asamblea de trabajadores de la educación, de la red estatal de Minas Gerais.

La segunda plenaria significó un avance en la comprensión sobre el papel de los sindicatos y organizaciones populares en la preparación de la Huelga General de Resistencia Nacional y del desarrollo acciones concretas en base a un programa de unidad de acción para el movimiento sindical brasileño.

Dieciocho organizaciones sindicales estuvieron representadas, entre ellas el Sindicato de los Trabajadores de la Construcción de Belo Horizonte y Minas Gerais (STICBH-Marreta), la Liga Operária (Liga Obrera); el Sindicato de los Trabajadores de Correos de Minas Gerais (Sintect-MG), el Sindicato de los Empleados en Empresas de Procesamiento de Datos, Servicios de Informática y Similares de Minas Gerais (Sindados – MG), el Sindicato de los Servidores Públicos Municipales de Belo Horizonte, el Sindicato Intermunicipal de los Trabajadores de la Industria Energética de Minas Gerais, el Sindicato de los Trabajadores de Educación de la Red Pública Municipal de Belo Horizonte, el Sindicato de los Trabajadores de las Industrias de Artefactos y Procesamientos del Caucho, el Sindicato de Técnicos en Seguridad del Trabajo de Minas Gerais, el Sindicato de los Empleados en Puestos de Servicios de Combustibles y Derivados del Petróleo de Belo Horizonte, la Federación de Empleados en el Comercio de Minas Gerais, la Federación de los Trabajadores de las Industrias de la Construcción y del Mobiliario de Minas Gerais, Lucha por el Socialismo (LPS), el Movimiento de Trabajadores Clasistas por la Educación (MOCLATE), la Mesa Ejecutiva Mineira y Nacional de los Estudiantes de Pedagogía, la Liga de Campesinos Pobres (LCP), el Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario (MEPR) y el Movimiento Femenino Popular (MFP).

La plenaria debatió la profundización de la crisis en nuestro país y la necesidad de que el movimiento popular y sindical se lance con decisión a las tareas de movilización, propaganda y acciones concretas en la lucha contra las “reformas” y medidas antipopulares del gobierno y por la preparación de la Huelga General de Resistencia Nacional.

En la evaluación hecha por Marreta y la Liga Operária, el gobierno de Bolsonaro viene profundizando y aumentando las “reformas” antiobreras, proceso iniciado en los gobiernos anteriores y que aún no logra su total aplicación, debido a la resistencia del movimiento sindical clasista y de las organizaciones no cooptadas que no se rendirán y seguirán resistiendo y desarrollando importantes luchas, a pesar de todas las dificultades.

Enfrentando los sucesivos ataques, los sindicatos tuvieron casi la totalidad de sus ingresos mutilados por el decreto del gobierno de Bolsonaro. Sin embargo, para esos canallas, enemigos declarados de los trabajadores, eso aún no basta. Ellos quieren impedir que los trabajadores contribuyan voluntariamente a los sindicatos, decidiendo soberanamente en asambleas. Quieren acabar con los sindicatos, porque tienen pavor del pueblo organizado y saben que enfrentarán una gran resistencia a esas reformas.

Debemos recordar la histórica huelga nacional de los camioneros, que esa desvergonzada derecha intentó aprovechar de todas formas para dar un golpe, pero como ella fue impresionante y ganó adhesión de la población, a pesar de ciertas dificultades que generó en los suministros y la odiosa campaña reaccionaria de los monopolios, que intentó en todo momento crear un clima de pánico, el pueblo apoyó intensamente aquella huelga.

El gobierno actual dice que fue “elegido por la mayoría”. ¡Eso es una gran mentira! De las personas que son consideradas “aptas para votar,” fue una minoría la que eligió ese gobierno que ahí está: un gobierno reaccionario, corrupto, que habla de la “nueva política” del “tomar y dar” favores políticos de siempre. Y de los que eligieron a Bolsonaro, sólo un grupo reducido, de la extrema derecha, milicianos y enemigos declarados del pueblo son los que lo apoyan de verdad.

Una gran parte de los que lo eligieron fueron atraídos por su discurso de que “cambiaría todo lo que está ahí”. ¿Y qué cambió? ¿Dónde están los puestos de trabajo? ¿Dónde está el fin de la corrupción?

Marreta y la Liga Operária desde años alertan a los trabajadores sobre la farsa electoral y la necesidad de organizar la lucha clasista y combativa. Vivimos un momento crucial para la lucha de los trabajadores y el movimiento sindical consecuente con los derechos históricos de los trabajadores tiene que posicionarse.

Plenarias como ésta deben multiplicarse, ser reproducidas en todas las regiones del país. Debemos incentivar a los sindicatos y federaciones para que las reproduzcan en todo el país, en los lugares de trabajo y vivienda, para que podamos construir núcleos y elegir, como parte de ese proceso, una dirección consecuente para la Huelga General de Resistencia Nacional, tarea urgente y necesaria para barrer y derrotar las reformas y medidas antipopulares, defendiendo los derechos de los trabajadores, entre ellos también el derecho a huelga y organización. ¡Saludamos a los sindicatos y organizaciones que se han empeñado en esa construcción y convocamos a los demás para sumar esfuerzos en esta lucha!”

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor