Clase obrera, publicada en la edición n° 81 de Periódico El Pueblo (junio, 2019).

El 9 de mayo inició la huelga el Sindicato de Trabajadores Globeground Chile S.A (de la empresa Swissport Chile), que cumplen funciones de carga y descarga de equipaje en el Aeropuerto de Santiago. Tras dos meses de negociación, la empresa no ofreció ninguna mejora e incluso busca quitarles beneficios, tales como el bono de responsabilidad, el beneficio de estacionamiento o el reajuste real del 3% anual. Así fue la “última oferta” de la empresa Swissport, que llevó a los trabajadores del Sindicato a iniciar la huelga.

Paupérrimas condiciones de trabajo

Los trabajadores de Swissport prestan servicios para aerolíneas de alta gama y son trabajadores calificados,  ya que les exigen una gran cantidad de certificaciones, además de licencia para operar en el aeropuerto. Sin embargo, la gran mayoría gana apenas el sueldo mínimo, muy por debajo de los salarios del mercado.

La empresa no respeta la “ley del saco” o carga máxima por trabajador (25 kgs.), haciéndolos cargar hasta 200 kgs entre 4 personas. Y cuando el trabajador se niega, es amonestado. Los turnos de trabajo son a las más diversas horas, por lo que muchas veces entran al turno sin haber descansado lo suficiente. Rara vez se toman la colación y muchos de ellos pasan las 9 horas de largo, para llegar a comer a sus casas. Los implementos de trabajo  se encuentran en pésimas condiciones y deben operar con carros de carga que no cumplen con requerimientos técnicos mínimos. Pero si son fiscalizados por la Dirección General de Aeronáutica (DGAC), multan al trabajador.

Además, durante la huelga la empresa ha incurrido en prácticas antisindicales y ha contratado a decenas de trabajadores rompehuelgas para remplazar a los huelguistas.

Todos estos abusos ocurren a vista y paciencia de la Inspección del Trabajo, que ha fiscalizado en 3 oportunidades, pero al igual que la Dirección General de Aeronáutica Civil, actúa coludida con el patrón.

Pese a todo ello, las trabajadoras y trabajadores se encuentran con ánimo, pues no tienen nada que perder y al cierre de esta edición continúan con el día 18 de huelga con protestas en el Aeropuerto, exigiendo condiciones mínimas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor