En la mañana de hoy miércoles, estaba convocada la celebración de la tradicional ceremonia de We Tripantu, Año Nuevo mapuche en la Cárcel de Angol. Sin embargo, sólo se permitió el ingreso a 64 personas, en circunstancias que habían llegado más de 300 personas entre familiares y amigos. Frente a esto las autoridades mapuche decidieron no ingresar y dirigirse a la Gobernación Provincial de Malleco a exigir explicaciones, hecho que fue duramente reprimido.

We Tripantu

Esta ceremonia es una fecha trascendental para la religiosidad y espiritualidad del pueblo mapuche, ya que se celebra la llegada de un nuevo año en el solsticio de invierno. Es común que las familias se reúnan y compartan alimentos ante el ciclo de producción venidero.

Tan importante es esta ceremonia para los mapuche que existe una propuesta parlamentaria para que esta fecha sea feriado nacional, como supuesta muestra de acercamiento al pueblo mapuche. Pero estas buenas intenciones se desvanecen cuando, por otra parte, se actúa con total desprecio, como fue el día de hoy para las familias de los presos políticos mapuche de Angol.

Ni la intensa lluvia que caía amainó la disposición de amigos y familiares de reunirse con los  mapuche que se encuentran detenidos en la cárcel de Angol y que han sido presos en el contexto de lucha por la recuperación de las tierras del pueblo mapuche. Sin embargo, al llegar a la cárcel, Gendarmería informó que sólo 64 personas podían ingresar. Hay que destacar que la celebración de esta fecha es entre el 18 y 24 de junio, para que coincida con el solsticio, pero los días de visita a la cárcel son los miércoles y los sábados, por ello, adaptándose a la normativa de Gendarmería se decidió realizar la ceremonia este día miércoles 26.

Es así que frente al intempestivo anuncio de Gendarmería, que obligaba a dejar fuera a personas que sólo iban a darle fuerza a sus familiares, los dirigentes mapuche consideraron que este hecho atentaba contra las formas ceremoniales y espirituales. Hay que destacar que el grupo que intentó ingresar correspondían a los familiares y amigos de los presos, entre los cuáles se encontraban muchos niños, mujeres y ancianos.

La negativa de Gendarmería generó que los pu werken, machi y lonko presentes -todos autoridades mapuche- frente a la absoluta indolencia y falta de respeto a la espiritualidad decidieran marchar hacia la Gobernación Provincial de Angol. Habían logrado avanzar un par de cuadras cuando fueron reprimidos con total brutalidad por la policía chilena con lacrimógenas, guanacos y zorrillos.

Varios grupos siguieron avanzando y uno de ellos logro llegar a la gobernación en espera de una respuesta. Nuestro corresponsal en el lugar nos informa que hay varios mapuche detenidos.

 Noticia en desarrollo…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor