Sindicato Mundo Nuevo tras juicio absolutorio el 5 de diciembre. Imagen: facebook.

“¡Fuera forestal, fuera forestal, la tierra es campesina y la hacemos trabajar!”

Campesinos, edición n° 88 (enero, 2020) de Periódico El Pueblo

A pesar de la última victoria en Tribunales, el hostigamiento por parte de Carabineros y trabajadores contratistas al servicio de la forestal Arauco ha sido pan de cada día en contra de los campesinos que viven dignamente en la denominada parcela 1 del Fundo Mundo Nuevo.

El 5 de diciembre fue una jornada de justicia para los campesinos en recuperación territorial, ya que el ministerio público, en conjunto con la forestal, retiraron la querella por usurpación en contra de dos campesinos del Sindicato Mundo Nuevo Ltda., a quienes intentaban culpar injustamente, decisión motivada por la inviabilidad de la demanda que llevaban adelante.

A pesar de este resultado, los hostigamientos y persecuciones a los campesinos que se levantaron en contra de la usurpación por parte del latifundio forestal no da un paso atrás. Por ejemplo, hace unos meses llegó una empresa contratista al sector con las intenciones de construir un puente sobre el río Bajo la Garza para conectar el Fundo Maipo con el Fundo Mundo Nuevo. Su propósito es explotar la zona mediante este nuevo camino privado, perpetuando así la usurpación ilegal que han sufrido los campesinos desde su expulsión del fundo tras el golpe de la Junta Militar Fascista. Ante está situación, y cómo ya ha sido tendencia en los último años, los campesinos no bajaron los brazos y decidieron construir un puesto de avanzada del Fundo Mundo Nuevo en el camino que la forestal aspiraba ocupar para cosechar ilegalmente.

Después que Forestal Arauco desistiera de la demanda, los campesinos del Fundo Mundo Nuevo recibieron la indeseable visita de las FF. EE. de la 4ta Comisaría de Arauco durante el 24 y 25 de diciembre. Los títeres de la forestal fueron enviados únicamente a hostigar a los campesinos, pidiendo los nombres de quienes están en el campamento y justificando su actuar en una supuesta causa pendiente. Dicha causa fue solicitada el 23 de septiembre por parte de la forestal y en respuesta se les otorgó un plazo de 60 días para hacer las diligencias propias de este tipo de asuntos, lo que jamás ocurrió, por lo que es una causa extemporánea, careciendo de validez. Cabe destacar que FF. EE. llegó al lugar sin su identificación ni la orden de la que tanto hablaban, además de amenazar con ir todos los días al fundo hasta que los campesinos les den sus nombres.

A días de que se cumplan dos años del comienzo de esta recuperación territorial, saludamos la voluntad inquebrantable de los campesinos que nuevamente se levantan por el sagrado derecho a la tierra para quienes en ella trabajan.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor