Funcionarios de Integra se movilizan en Ancud a fines del 2018. Imagen: El Quellonino.

Educación inicial gratuita, digna y al servicio del pueblo

Educación, edición n° 88 (enero, 2020) de Periódico El Pueblo

En rechazo a la indolencia de este gobierno al jugar con la necesidad de los trabajadores de nuestra Fundación, hemos decidido los dirigentes continuar con la ocupación de la Casa Central como una forma de manifestar nuestro total repudio a la nula respuesta a nuestras demandas que se consagran en nuestro Proyecto de Remuneraciones y Condiciones Laborales 2019-2020. (Comunicado n°8, Sindicatos Nacionales nº 1, SINATI y nº 2).

Para las trabajadoras de Integra, la consigna “hasta que la dignidad se haga costumbre” se ha vuelto una bandera de lucha. Durante el 2019, las trabajadoras de esta fundación, cuya presidenta nacional es la primera dama Cecilia Morel, se han movilizado exigiendo mejoras en sus salarios, condiciones laborales y rechazando el Proyecto de “Sala Cuna Universal”.

Esta última es una iniciativa impulsada por sectores que apoyan el actual gobierno de Piñera y que busca, entre otras cosas, profundizar la privatización de la educación inicial (EI), ya que de aprobarse, las familias “beneficiadas” tendrían que costear sí o sí parte de lo que cuesta una sala cuna (SC). Esto, debido a que el costo promedio de una SC privada es de 301.208 y el costo mínimo de 274.000, mientras que el proyecto cubriría sólo 245.000 pesos.

Con lo anterior se plantea que otro objetivo es transformar el derecho en un beneficio para quien trabaje de manera independiente. Y aquí es donde surge otro engaño, pues si el trabajador lo hace de manera independiente no podrá acceder a un cupo a EI, pues el proyecto les obligaría a pagar cotizaciones en alguna AFP.

¿Qué tienen que ver las cotizaciones con la EI?

Al descuento que se hace para pagar la AFP, se le sumaría un 0,1% adicional, el que sí contribuiría a financiar el proyecto, pero NO a cubrir la diferencia del costo de la educación del párvulo. Además, se estará fortaleciento el infeliz sistema de pensiones que hoy tiene en la miseria a tanto adulto mayor. Hoy, gracias a las movilizaciones hechas por educadoras, asistentes, auxiliares y apoderados, el proyecto ha sido rechazado en la mayoría de instancias burocráticas.

Por su parte, la Fundación tomó represalias contra los trabajadores, ya que en diciembre intentaron negar aguinaldos o bonos de fin de año, argumentando que serían usados para reparar semáforos, paraderos y calles dañadas por la Rebelión Popular. Sin embargo, las trabajadoras respondieron con huelga y la ocupación de espacios, tomándose incluso la casa central de Integra para exigir lo que les corresponde. Recién el 26 de diciembre y luego de varias reuniones, lograron un acuerdo en donde todo trabajador de Integra, sindicalizado o no, accedería al 30 de diciembre a 1) reajuste salarial de un 2,8%; 2) bono de término de conflicto de $190.000 y 3) aguinaldo navideño.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor