Guerrilleros maoístas en India.

Carlos Oliveira en A Nova Democracia (Brasil) – 2 de abril de 2020.  

El Ejército Guerrillero de Liberación Popular (EGPL), dirigido por el Partido Comunista de la India (Maoísta), continúa llevando a cabo acciones a pesar del toque de queda brutal impuesto por el viejo Estado indio.

El 24 de marzo, los revolucionarios ejecutaron a un contratista en Bijapur, en el estado de Chhattisgarh. Los combatientes también incendiaron dos camiones y una excavadora antes de abandonar la escena.

El hombre muerto se enriqueció mediante la explotación de los trabajadores y dirigió un proyecto nacional de construcción de carreteras en la región entre Cherakdoddi y Bandarpalle. El objetivo principal de este tipo de proyecto es deforestar los bosques tropicales, para reprimir mejor la guerra popular, llevar a los mineros y monopolios a la selva para desalojar a los campesinos.

La gran burguesía, el latifundio y el viejo Estado indio están tratando de usar la pandemia del coronavirus para atacar a las guerrillas del EGPL y contraponer las masas a los combatientes.

En el estado de Odisha, las «autoridades» policiales instan a la población a evitar el contacto con la guerrilla, diciendo que no respetan la cuarentena y continúan circulando entre los estados. Los reaccionarios, de una manera sórdida, dicen que los revolucionarios son un peligro para la salud pública, ya que no tendrían ningún tipo de higiene en los bosques. Sin embargo, las “autoridades” no han tenido ningún resultado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor