Las acciones de propaganda no han cesado durante la crisis sanitaria. Imagen del blog de la Coordinadora.

¡ANTE UN SISTEMA REPRESOR: LUCHA Y ORGANIZACIÓN!

Desde el inicio de la revuelta popular en octubre del año pasado, hemos sido testigos de que la única respuesta que tiene el viejo Estado ante la movilización del pueblo es la represión. Están dispuestos a todo con tal de bajar los brazos de quienes se han volcado a las calles exigiendo vivir dignamente y el aseguramiento, por parte del Estado, de los derechos fundamentales del pueblo: salud, educación, trabajo, pensiones, vivienda, etc. Hemos vivenciado personalmente o al menos atestiguado ya miles de casos de mutilaciones, asesinatos, abusos y otras vejaciones en estos últimos ocho meses.

La prisión ha caído fuertemente sobre nuestro pueblo en los alzamientos iniciados en octubre. Es otra de las medidas adoptadas por el viejo Estado para golpear a quienes luchan, se ha usado como método de castigo y medida ejemplificadora para quienes han osado manifestarse contra este sistema caduco y corrupto.

Desde el primer día de la revuelta, los perros del Estado han buscado aprisionar a compañeros y compañeras, sancionando a quienes luchan por lo justo. Es así como en noviembre de 2019, frente a la inoperancia de las organizaciones que se supone debiesen resguardar los derechos de los oprimidos, nace la “Coordinadora 18 de octubre por la liberación de lxs prisionerxs políticxs”. Su funcionamiento y sus propósitos remachan la hoy presente consigna “Solo el pueblo cuida/ayuda al pueblo”.

La orgánica surge como un espacio de solidaridad y apoyo para las y los presos políticos y sus familias. Hasta la fecha han registrado más de 22 mil personas detenidas, de las cuales cerca de 2.500 se mantenían en prisión preventiva para febrero de este año.

“A inicio de este año -nos relata una voluntaria de la coordinadora- al conversar con familiares que participaban en la coordinadora, nos comentaban lo importante que era para ellos este espacio. Esto porque además de velar por entregar el apoyo jurídico tan necesario, no solo se limita a eso, sino que buscan brindar contención y asesoría en todo ámbito, enseñando a enrolarse [para visitar a los prisioneros], a armar las encomiendas [que se envían a la cárcel], realizando campañas de recolección de alimentos y fondos para quienes más lo necesitaban. Muchos encontraron una nueva familia en este espacio.”

La coordinadora en la actualidad

La coordinadora se mantiene trabajando sin parar un minuto a pesar de la crisis sanitaria y el estado de excepción. Su apoyo ha sido mucho más importante y necesario hoy, dada la agudización de la crisis general que estamos viviendo.

Desde que comenzaron a aumentar los casos de COVID-19, se intensificaron las campañas por la libertad de las y los presos políticos. Una de las demandas más urgentes ha sido el cambio inmediato de medida cautelar por arresto domiciliario. Bien sabida son las nulas medidas de higiene y de distanciamiento social que se emplean al interior de las cárceles, es por esto que ante cualquier pequeño brote muchos corrían el riesgo de contagio, como resultó evidente en CDP de Puente Alto.

Hacia inicios de junio, ya son varios los prisioneros que han obtenido el cambio de medida, y aunque no son la mayoría. Destacamos y saludamos esas conquistas que se han logrado frente a un sistema judicial injusto y servil a los intereses reaccionarios de los ricos. Estas victorias solo han podido ser logradas gracias a la constancia de quienes conforman hoy la coordinadora, que a pesar de las distintas medidas de restricción que se han impuesto para frenar la movilización y protesta popular, no se han detenido ni bajado los brazos.

Resulta muy claro lo difícil que es visibilizar la situación de los prisioneros y demandar efectivamente su liberación únicamente mediante publicaciones en redes sociales. Por eso durante todo este tiempo la coordinadora ha mantenido jornadas de agitación una vez por semana mediante volantes, concentraciones, arengas. Tomando las medidas adecuadas para resguardar la salud de los compañeros y compañeras, la Coordinadora se ha mantenido de esta forma en las calles para denunciar que cientos siguen secuestrados en las mazmorras de la reacción por luchar por un futuro distinto y mejor para los que estamos y para los que vendrán.

El apoyo en medio de la pandemia

Además de las demostraciones que han hecho cada semana, también se han impulsado varias campañas de recolección de alimentos y “lukatones” para entregar canastas a las familias y encomiendas para los presos.

Lo último es una campaña que denuncia cómo se ha ‘normalizado’ la represión que se vivió desde las protestas por el hambre iniciadas el 18 de mayo pasado en la zona sur de Santiago, donde varios pobladores fueron detenidos y formalizados.

La Coordinadora también viene actualmente haciendo denuncia de la situación de algunos prisioneros de la revuelta que ya han sido condenados a tres y cuatro años de pena efectiva. Compartimos un extracto del comunicado publicao en el marco de esta nueva campaña:

“ANTE LA PROXIMIDAD DE LOS JUICIOS Y LA NORMALIZACIÓN DE LA REPRESIÓN:

El contexto de pandemia ha devenido, como era de esperarse, en una mayor precarización de la vida y, a la vez, ha sido aprovechado por el Estado para fortalecer sus mecanismos de control y represión. La imposibilidad de generar ingresos debido al confinamiento obligatorio produce desesperación, angustia, impotencia. Pero sobre todo, produce hambre, y de la mano del hambre viene la rabia. Tanto es así que en el momento de mayor contagio y de medidas más duras, algunos pobladores decidieron salir a las calles a protestar contra un gobierno que los obliga a vivir atrapados entre la enfermedad y la miseria. ¿Y qué hizo el gobierno? Se querelló contra ellos.

(…)

Hacemos un llamado a todos los territorios a no desvincularse, a recordar que la cárcel está hecha para lxs pobres y la represión también, a no caer en el aislamiento egoísta que el Estado necesita para dominarnos y a no olvidar a todxs quienes están tras las rejas por negarse a aceptarlo. Creemos que hoy es indispensable ejercer la desobediencia de múltiples formas para hacer frente a un sistema que está convirtiendo el mundo en una cárcel, y movilizarnos activamente en solidaridad con lxs compañerxs que hoy están en el banquillo de lxs acusadxs. Recuperemos la calle y rompamos con la normalización de la represión y el control, solo así estaremos realmente sanxs.”

Saludamos el aporte que significa la coordinadora para el pueblo, el trabajo de ponerse al servicio de quienes lo necesitan de quienes han conformado el espacio, destacamos el ejemplo que ha significado esta iniciativa en otros sectores del territorio como Antofagasta, Valdivia, Valparaíso, etc.

¡DERRIBAR LOS MUROS DE LAS PRISIONES CON SOLIDARIDAD DE CLASE!

¡QUE LA SOLIDARIDAD TRASPASE LOS MUROS DE LAS PRISIONES!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor