Recabarren en 1922.

Continuará… puedes ver la biografía completa en https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Emilio_Recabarren o en nuestro sitio web https://elpueblo.cl/

Luis Emilio Recabarren Serrano (Valparaíso, 6 de julio de 1876 – Santiago, 19 de diciembre de 1924), obrero tipógrafo autodidacta, fue el primer pensador y organizador marxista en Chile y uno de los primeros en América Latina. Fundador de numerosos periódicos obreros, promovió la creación de organizaciones revolucionarias a lo largo del país y fundó el Partido Comunista de Chile, como sección la Internacional Comunista.

Primeros años

Luis Emilio Recabarren Serrano nace el 6 de julio de 1876 en Cerro Playa Ancha, Valparaíso, que en ese entonces es el principal puerto de Chile y principal centro financiero. Sus padres, José Agustín Recabarren y Juana Rosa Serrano, son pequeños comerciantes. Tiene cinco hermanas y un hermano.1​

Sus primeros estudios los realiza en la Escuela Santo Tomás de Aquino, perteneciente a la congregación de los Salesianos, entre los 7 y los 11 años de edad. Antes de cumplir los 12 años debe dejar la escuela para ayudar a su padre con el negocio.

Con el empeoramiento en la situación económica general del país, que condujo a la primera huelga general en Chile en 1890, empeora también la situación familiar y sus padres se separan. Con su madre y hermanos se trasladaron a Santiago ese mismo año y Recabarren comienza a trabajar como aprendiz de tipógrafo en una imprenta.2​

La crisis política desata la guerra civil de 1891 y Recabarren, con 14 años, toma partido por la oposición a José Manuel Balmaceda y se alista en Regimiento “Gendarmes” de Santiago con el objetivo de hacer propaganda contra el gobierno desde el interior. Junto a otro muchacho publican una hoja titulada “El Opositor”, utilizando una imprenta manual que había sido de su padre. Son descubiertos, Recabarren es detenido, incomunicado y finalmente liberado por gestiones de su padre y por su corta edad. Posteriormente insiste en su empeño y se alista como voluntario en las tropas gubernamentales con rumbo a Coquimbo, con el objetivo de desertar y pasarse al bando opositor. Sin embargo nunca entra en combate. En su lugar, una vez en Coquimbo descubre la condición de miseria con que vivía la población. Allí comienza a identificarse con el pueblo, nace su conciencia social y descubre su vocación revolucionaria.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor