El plan político de Recabarren hacia 1917

En Buenos Aires refuerza su trabajo con el Partido Socialista argentino y publica varios folletos: “Lo que puede hacer el municipio en manos del pueblo inteligente”, “Lo que da el gremialismo” y “La materia eterna e inteligente”. Colabora en la fundación del periódico argentino “La Internacional” y continúa colaborando con los periódicos obreros de Chile. En sucesivos artículos va configurando su concepción sobre la lucha de clases del proletariado. En su artículo “¿Qué es el socialismo?”, escribe:

«El socialismo es la realización de todo progreso, tanto en el individuo como en la sociedad. Donde no hay progreso no habrá socialismo… Socialismo es abolir la miseria, la ignorancia, la explotación, la tiranía, el vicio y todos los defectos humanos que el buen sentimiento y la educación puedan suprimir. Abolir todos estos defectos es progreso y eso es socialismo»22

El plan de lucha política de Recabarren en este período consideraba la organización obrera en tres terrenos:

«1° EN SINDICATOS por gremio y por industrias para refrenar la explotación patronal y para ir preparando nuestra capacidad, que ha de darnos la libertad y la comodidad para vivir;

2° EN COOPERATIVAS que nos libere, poco a poco, de la carestía de la vida y que nos permitan preparar nuestra capacidad productiva, industrial y administrativa para que nuestra organización cooperativa sea la fuerza creadora del nuevo mundo donde los obreros no sean más los esclavos condenados a vivir a ración de hambre; y

3° CON CENTROS POLÍTICOS para quitar a la clase capitalista el poder político, que en justicia deben tenerlo los pobres que son las mayorías y lo necesitan para ayudar a la buena organización de la sociedad donde todos sean felices.»23

El plan político de Recabarren en este periodo concibe la conquista del poder político por medio de alcanzar una mayoría parlamentaria.

«Si la clase obrera cuenta con la mayoría en el Parlamento, el gobierno político del país estará en sus manos, cuando el sindicato vaya a la huelga general para reclamar la socialización, la clase capitalista no podrá disponer del ejército ni de la policía… En estas condiciones, aunque exista ejército, no teniendo la burguesía el poder político para usar las fuerzas armadas, el triunfo de esa fracción del proletariado organizado podría determinarse por las condiciones de la acción»24

Este planteamiento de 1917 revela -como señala el historiador Ronald Wilson- “la no comprensión a fondo del papel de las Fuerzas Armadas como elemento decisivo en la defensa el poder burgués, y por lo tanto, de todo el aparato del Estado”25​. La propia experiencia política le hará cambiar esta opinión tras conocer la Revolución de Octubre en Rusia, su viaje a la Rusia en 1922 y la propia lucha política en Chile hacia 1924.

Continuará… puedes ver la biografía completa en https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Emilio_Recabarren o en nuestro sitio web https://elpueblo.cl/

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor