Las condiciones materiales de una toma de terreno no son fáciles, pues a los problemas de cualquier población tales como la cesantía, violencia intrafamiliar y narcotráfico, se suman más dificultades, al no contar con acceso a servicios básicos de agua, luz y pavimentación. Entonces, es más difícil lavar la ropa de toda la familia, así como transitar por calles fangosas y barrosas después de la lluvia. Y como todo el pueblo y sobretodo lo más pobres, la crisis económica y social, sumada a los problemas sanitarios, repercute en las familias populares. Llega el momento en que la necesidad se convierte en rabia, y la rabia en demandas y organización. De allí nace la lucha.

En nuestra segunda protesta más importante, seguimos aprendiendo. Primero, definimos nuestras demandas: vales de gas para todos, segunda caja de mercadería, apoyo en reparación de calles, apoyo en mejoras al tendido eléctrico autogestionado, salud para los pobladores de mayor riesgo y para los animalitos que nos acompañan.

¡Listo!, ahora a organizar la lucha: primero actuamos llevados por la impotencia, nos gasean, nos detienen, nos atemorizan, pero estamos juntos. Al segundo día recogemos ideas de todos: jóvenes, viejos, hombres, mujeres, chilenos, haitianos, dominicanos, peruanos, mapuche. Recogemos las ideas de la primera línea y de las otras. Ahora sí tenemos un plan, seguro no saldrá perfecto, pero nos da sentido de unidad y eso nos fortalece.

Aplicamos, luchamos, nos reprimen, pero nos recogemos los unos a los otros. Nos ofrecen reunión desde la municipalidad y una a una abordamos cada demanda. Nos responden la mayoría, ganamos. Queremos ser tratados como pobladores, como parte de la comuna, aunque no tengamos un título de propiedad en la mano, porque el Estado no resuelve la necesidad de la vivienda y por eso decidimos luchar. Sin embargo, aprendimos acá que no solo queremos luchar por la casa, ya que nuestros hijos se merecen que luchemos por cada cosa a la que tenemos derecho, como cualquier poblador de nuestro país.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor