La lucha que año a año lleva el pueblo palestino confirma a la revolución como tendencia histórica.
Mujer Palestina sosteniendo una llave, símbolo de la lucha por la recuperación de sus propiedades
15.05.2015. Tras la segunda guerra mundial y la repartición del mundo por parte del imperialismo (principalmente norteamericano), en 1948 la constitución del Estado israelí como soberanía del pueblo judío (principal financiador del imperialismo), generó uno de los genocidios más horrendos y crueles de los últimos tiempos. Se despojó al pueblo palestino de su territorio a punta de disparos, torturas y ríos de sangre. Esto trajo como consecuencia la expulsión del 78% de la población palestina de la época, constituyendo más de 5 millones de refugiados en el mundo, negados a retornar a sus tierras (Palestinalibre.org, 2011). Este hito se le ha llamado por el pueblo palestino como Al Nakba, que en árabe significa catástrofe, calamidad o desastre.
El pueblo palestino ha vivido la mayor parte de su vida del pastoreo y la agricultura trashumante. En su conjunto, uno de los pueblos más pobres, y que con este despojo de sus tierras, transformándose en uno de los más golpeados por el imperialismo y sus garras.  Esto generó las condiciones para que el pueblo palestino, más allá de su heterogeneidad y línea política, se alzara en rebelión frente a la opresión sionista. Es así como, tras constantes matanzas al pueblo palestino, entre ellos la masacre de Sabra y Chatila en 1982, con cerca de 600 muertos en El Líbano por parte de la falange Libanesa conducida por la Fuerza de Defensa Israelí, años más tarde comienza a gestarse el contragolpe de las masas palestinas con las primeras Intifadas  u oleadas o rebeliones. En 1987 se realizó la primera de estas con la guerra de las piedras, que además dio origen al grupo Hamás, desviando la lucha a un ala de fanatismo étnico-religioso. En el 2000 tuvo cabida la segunda intifada (hasta el 2005) donde la Franja de Gaza (región limítrofe entre el actual Territorio Palestino e Israel) se ha transformado en la trinchera de este conflicto por la recuperación de territorio palestino. En este contexto, el pueblo en su conjunto, al mando de distintas direcciones, no ha tenido más opción que tomar las armas para frenar el avance sionista para el control total del territorio.
Si bien la OLP  (Organización para la Liberación Palestina) ha intentado por el camino demo liberal una solución pacífica para este conflicto. En la práctica tenemos que el Estado israelí no va a soltar el gran premio ofrendado por el imperialismo yanqui e inglés, por lo que ha resultado en constantes ataques genocidas por parte de este. Lo que marca la inevitable rebelión del pueblo palestino como tendencia histórica hacia la revolución, destinados a la guerra popular. Pero esto no se llevará a cabo en su totalidad sin conducción comunista, aplicando una línea de masas. De ahí subyace una autocrítica al movimiento comunista internacional y su ausencia en esta importante rebelión del pueblo palestino. Pero esto debe ser mirado con optimismo y perspectiva, ya que el germen rojo se esparce por todo el mundo y así lo demuestra el apoyo mundial que obtiene esta lucha. Por lo mismo, la importancia de rememorar esta fecha, no con el lamento de esta masacre, sino con la fuerza revolucionaria que va despertando con la sangre que riega estas tierras.
Imagen de Latuff que representa la como el imperialismo yanqui ha limpiado la imagen Estado israelí en el genocidio palestino.
Palestinos despojados de sus tierras emigrando a países vecinos

 

 Palestinos masacrados por el ejercito israelí

 

Representación de que inclusive los niños son parte de esta lucha

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor