Semifeudalidad en Paine

Durante junio se dio a conocer la denuncia que campesinos ganaderos de Paine han hecho respecto a la explotación laboral a la que los someten los hacendados en la zona. Resulta que, para dar de beber a sus animales, necesitan llevarlos a los esteros –bienes nacionales de uso público- que fluyen en los cerros e inevitablemente atravesar los cercos latifundistas. Aprovechándose de la propiedad de la tierra, los hacendados les cobran desde hace décadas un día de trabajo gratis por cada cabeza de ganado que cruce sus añejos portones, arcaica práctica conocida como la “porrata”. Los campesinos dieron el ejemplo del dueño Juan Noé Echeverría, quien se defendió argumentando que esto es una práctica ancestral.

Esta situación es más crítica hoy, puesto que la completa sequía de la laguna de Aculeo no les deja otra opción que someterse a pagar con trabajo gratuito los necesarios medios de producción para que se desarrolle el ganado, lo cual es explícitamente un rasgo semifeudal, propio de países atrasados como el nuestro, con un capitalismo burocrático donde nunca se democratizó el acceso a la tierra y el agua.

Honorarios a Contraloría

El 17 de junio se manifestó la Federación de Honorarios Teresa Flores, expresando la necesidad de contratación y reconocimiento como funcionarios públicos a todos los honorarios.

El reciente dictamen de esta institución, que reconoce la protección a la maternidad de las trabajadoras a honorarios, si bien genera un avance en el resguardo al puesto de trabajo y reconoce el fuero maternal, subordina el pago de subsidio pre y pos natal a la ley de cotización obligatoria, que no reconoce la relación de subordinación y dependencia de las y los honorarios con su empleador.

Crisis en Hospital San José

Trabajadores y trabajadoras del Hospital San José de la zona norte de Santiago, en conjunto con organizaciones sindicales y territoriales, se movilizaron denunciando las malas condiciones en las cuales son atendidos día a día los pacientes.

Exigen un nuevo hospital para la zona norte y mejores insumos, sirviendo a remediar la crisis en la salud de los más pobres. Los trabajadores declararon que el Hospital San José tiene capacidad para 450.000 personas, pero hoy está completamente reventado, atendiendo 900.000 personas y que a diario mueren muchos pobres en medio del total abandono del Estado de Chile

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor deja tu comentario!
Ingreta tu nombre aquí por favor